domingo, 12 de junio de 2011

Julio Leon Corrupción política Tráfico de ARMAS

Durante la primera década del siglo XXI el Yaracuy fue para los chavistas el lugar en que no podrían realizarse los planes del Comandante Presidente, entorpecidos desde la Gobernación por la corrupción que condujo por primera vez en la historia venezolana a la destitución de un gobernador. En tierras jirajaras todo parece prestarse a ese fin en esta nueva década: hay farsantes que En Nombre de Chávez siguen los caminos de una historia regida por la trampa y el engaño -historia que hasta la fecha los organismos de seguridad del Estado han abordado en sus rasgos más aparentes, sin penetrar en su alarmante significado-.
Este es un caso emblemático de “la corrupción de la política infiltrada en el PSUV”. Porque se trata de una situación que trasciende la impunidad para confundirse con la ilegalidad. Y esto ocurre más allá de la consideración del liderazgo de Chávez. Se trata simplemente del caso que demuestra hasta donde está dispuesto el gobernador Julio León Heredia y su familia a transgredir el esquema establecido por la revolución, y cómo de su acción en estas tierras nunca saldrá fortalecido el socialismo.
Este libro es la crónica de una “dialéctica”, que nos ayudará a comprender buena parte de la conducta delictual de los hermanos León Heredia, quienes En Nombre de Chávez tergiversaron el proceso revolucionario convirtiéndolo en instrumento de enriquecimiento ilícito con la venta de armas y municiones a irregulares colombianos, robo de recursos públicos y tramando componendas políticas no sólo coqueteando con la derecha sino conspirando contra el mismísimo presidente Hugo Chávez Frías.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada